¿Por qué las lagartijas pierden la cola?

Las lagartijas se desprenden de su cola como método de defensa , una rápida solución para escapar de los seres que la acechan. Después de soltar la cola, esta sigue moviéndose, lo cual distrae a su perseguidor, momento en el cual aprovecha la lagartija para huir. 

Lo cierto es que la regeneración de la cola no es nada frecuente en los vertebrados, pero a las lagartijas sí vuelve a crecerles, aunque la nueva sea más corta, de un color grisáceo y sin escamas ni vértebras.

Estas últimas son sustituidas por un tubo de tipo cartilaginoso, y la médula espinal, por tejido epitelial sin terminaciones nerviosas.

¿Es importante la cola para la lagartija?
Pues claro que si, es importante para el animal tenerla, pues es importante en su locomoción diaria, para los cortejos nupciales (apareamiento) y, lo más importante, como lugar donde almacenar las grasas para los malos tiempos de hambre o enfermedad.

Sin embargo la pérdida de la cola presenta consecuencias para el animal, ya que la nueva no será tan grande, ni tan flexible, ni resistente como la que tuvo originalmente. Así que las lagartijas con segundas o terceras colas se mueven con más dificultad, no regulan de manera adecuada la temperatura de su cuerpo y pierden parte de su atractivo sexual (tanto macho como hembra).

A diferencia de la primera cola, que tenía vértebras, la nueva cola regenerada será únicamente de cartílago. Así, si el lagarto necesita desprenderse nuevamente de la cola, solamente podrá hacerlo más arriba de donde lo hizo la vez anterior, ya que la nueva cola no tiene vértebras para partir. 

¿Son los únicos que pueden hacerlo? 
No, por ejemplo las salamandras son capaces de generar la cola, patas, dientes... Otro ejemplo típico es la estrella de mar capaz de regenerarse a partir de un solo brazo y un quinto del brazo central.

Varios anfibios, como la salamandra, sí tienen la rara característica de que logren que vuelva a crecerles no solo la cola, sino también otros miembros, como dedos, patas, dientes, cristalinos, tejido epitelial…

"En lagartos pequeños, la cola puede regenerarse en más o menos un mes, mientras que los lagartos más grandes pueden tardar hasta cerca de un año en regenerar su cola"
La regeneración no es un proceso instantáne.

¿Qué nombre lleva este fenómeno?
El fenómeno se llama 'autonomía caudal'. La autonomía caudal es un mecanismo pasivo de defensa que presentan algunos reptiles y unos pocos anfibios. Consiste en la autoamputación de la cola para provocar la distracción de un depredador y, así, facilitar la huida. Si la rotura se produce en planos de fractura intravertebral la cola puede regenerarse, aunque normalmente es diferente a la cola original. La capacidad autonómica es un mecanismo ancestral ya presente en algunos reptiles del Pérmico 

[Zani, J. Zool. Lond.,240: 201-220 (1996)].
Siguiente
« Post Siguiente
Anterior
Post Anterior »